15 de abril de 2011

A.A. (Amantes Anónimos)

 No se ni como conseguí llegar con ella de mi mano, hasta mi cuarto. Me tumbé en esa cama desecha y besé sus labios mojados; unas gotas caían por su cuello; la sujeté del culo y la acerque aún más a mi para poder tenerla sobre mi boca más tiempo...

 Era la única que conseguía hacerme sentir esas cosas, me llevaba al cielo, me hacía perder el control; sin ella lloraba, me volvía loco, agresivo. Me dijeron que no me convenía, que la dejara; pero los dejé a ello, por ella; yo la amo, la necesito...

 Pasé mi lengua por su cuello, era igual de frío que ella, igual de frío que esas gotas que acariciaban su cuerpo semidesnudo, tapado únicamente por aquella etiqueta que rezaba algo que yo no conseguía leer...No se ni quien era, tal vez Heineken, Amstel...no lo se...pero la quiero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario