18 de abril de 2011

Deseo textual

 Aspirar tus letras, tus sílabas, cada palabra que mancha las hojas, dibujando en el papel, dándole formas de siluetas tumbadas sobre la arena, apoyadas en tu piel. Una playa que huele a tus ideas desnudas tomando el sol, y tus sueños cruzados, que me impiden ver lo que escondes en la imaginación. Despertar cada mañana mientras me susurras esa brisa al oído, y que al abrir los ojos, Abril no se haya ido; entonces mirarte, mirarte y aprenderte de memoria, cada una de esas sombras que hacen que recorra todos esos lunares que a través de las sábanas me dan pistas de que aun estás desnuda, acariciándote los versos con besos y lecturas, y pasar las páginas de tus labios, y compartir cada verso que me das, y unirlos en estrofas imperfectas, llegar a lo profundo, lo que aun me oculta el mar; mares en los que se juntan tus soles con mis lunas, eclipses fugaces, ¿fantasías en la espuma? Que se ericen nuestras pieles, como pequeños erizos de amar, que se suben un tus olas, y te marcan cada hora que te pasas sin pensar, que te miro, que te sigo y te pido alguna más para que estemos tumbados, y que ahora y a tu lado las orillas ya se van, y se marchan y me siguen; te descuidas y en los fines de tu cuerpo puedo ver, que te tapas, que te ocultas, que te quiero sin querer...

1 comentario: